TESTIMONIO DE CARMEN

Hola soy Carmen, desde hace 20 años padezco Fibromialgia, estaba postrada en la cama y tomaba un montón de pastillas, llego un momento en que ni la morfina me hacia nada esta me estaba pregundicando muchisimo, entoces me comentaron de los beneficios del cannabis y ahí empezo todo, mi vida cambió por completo,con la primera toma empezó la mejoria de calmar los dolores y empecé a tener una vida como casi todo mundo y con ilusión,ahora sólo tomo 3 pastillas más el cannabis. Gracias la asociación de Dosemociones y Carola por su apoyo , compresión y orientación como tomar el cannabis y mi enfermedad.

TESTIMONIO DE VICKY

Después de una vida con dolor, para el que no he podido encontrar un tratamiento eficaz de la mano de la medicina tradicional, ni tan siquiera combinando seis pastilla de Tramadol-Paracetamol con Lexatín y Velanfaxina, me decidií a probar el cannabis para mitigar los dolores producidos por la FIBROMIALGIA.
Por tanto, intenté recopilar algo de información sobre el autocultivo de la marihuana y sus propiedades medicinales. Cuando se acercaba el momento de la recogida, me asaltaban cada vez más dudas sobre su uso, dosis, etc... Entonces tuve la enorme suerte de ver la publicación sobre esta asociación en una red social, contacté con ellos y me proporcionaron toda la información necesaria.
Una noche, al vapear por primera vez la variedad índica lo tuve claro: noté como los dolores se diluían en caderas, brazos, espalda, pies... y mi cuerpo se relajaba y estaba listo para descansar.
A la mañana siguiente, estaba sorprendida, ya que había sido la primera noche en muchos años, que no me había despertado por el dolor y sobre todo estaba descansada, pudiendo levantarme sin tanto esfuerzo como había costado hasta ahora. En definitiva, me sentía con ganas de empezar el día.
Esa mañana, vapeé la variedad sátiva y fue igualmente genial, me activó para comenzar mis tareas diarias, me ayudó a concentrarme y con mi dolor. Otro aspecto fundamental, al menos para mi, es el cansancio, el cual también desapareció y me animó con mi carácter, un tanto depresivo.
No me quita el dolor al cien por cien, pero sí me hace el día a día mucho más llevadero y no estoy tan supeditada a mis limitaciones físicas y estado de ánimo. Después de un mes y medio aproximadamente consumiendo cannabis, he podido eliminar la toma de Tramadol-Paracetamol, y Lexatín. Poco a poco, también deseo ir eliminado la velanfaxina.
Para mi, todo ésto ha sido un descubrimiento y seguiré informándome y formándome para poder continuar cultivando mi medicina y haciendo uso de ella de forma adecuada y responsable.
 

TESTIMONIO DE SOL

Hola, me llamo Sol y tengo 40 años.
Tuve un accidente en el 1998 en el que me dañé la columna vertebral y la rodilla izquierda. Después aparecieron los demás problemas, como no dormir y grandes jaquecas, estrés post-traumático y depresión. En 1999 fue mi primera operación de rodilla, y al año siguiente y así consecutivamente hasta una quinta operación. Después ya me dijeron que no volvería a andar más.
Me hundí psicológicamente, aparte de los muchísimos dolores, médicos, no dormir, poca paciencia, medicinas que no me hacían efecto. He llegado a tomar más de 20 pastillas al día. 
Oí no hace muchos meses que algo podía ayudarme, alguien me ayudó a encontrar a Carola Pérez y a dosemociones, desde entonces MI VIDA HA CAMBIADO y de verdad. Estoy utilizando mis dosis de CBD y THC y por fin duermo, estoy tranquila, mis dolores han mejorado, hasta el punto de bajar la dosis de pastillas a 4 o 5 al día.
Mi humor ha cambiado muchísimo, SOY FELIZ. Bueno, tengo mis días malos también, claramente, pero nunca como antes. Mi familia está muy contenta de verme así y yo estoy muy agradecida, y creo que todas esas personas con tantos dolores puedan acceder a esta asociación que nos hace tan bien.
Gracias a Carola Pérez por su dedicación y su paciencia, y animo a todas esas personas con problemas que se informen. Por favor, Sí a la legalización del cannabis terapéutico y a las ayudas a esta asociación que me ha cambiado la vida.
Un saludo, de mi familia y mío.
Sol

TESTIMONIO DE JAVIER

Hace ya un año me descubrieron un cáncer de colon con metástasis en el hígado de distribución difusa e irresecable. Era un carcinoma. Me operaron del tumor y al mes aproximadamente empecé el tratamiento de quimioterapia. Tenía entonces 61 años y tanto mi mujer como yo estábamos en el paro. A través de una conocida me informaron de dosemociones y la labor que hacían. He de decir que a mí el cannabis nunca me ha sentado bien por lo que a través del médico de dosemociones se recomendó un equilibrio entre THC y CBD para ajustarse a mis necesidades y sin que me produjera efectos no deseables.
Ya desde el primer momento me impresionó la acogida, el cariño y el interés por parte de la gente que allí trabaja. Me puse en tratamiento e informé a mi oncóloga, la cual no puso ningún inconveniente.No puedo cuantificar el efecto del tratamiento, pero sí decir que desde los primeros TAC's, realizados trimestralmente, la evolución fue "espectacular", según palabras de la oncóloga, en las que ha habido una reducción del 50% tanto en la masa tumoral como en su número. Todo esto teniendo en cuenta que según contó la oncóloga más tarde había empezado en tratamiento muy tocado.

Resumiendo, considero que la aportación de dosemociones  tanto en su componente humano como físico ha sido fundamental en la evolución de mi enfermedad. Desde aquí mi reconocimiento y mi apoyo a este tipo de organizaciones y a la legalización de la marihuana para temas terapéuticos

 

TESTIMONIO DE VICTORIANA

Cuando llegamos a dosemociones veníamos cargados de ansiedad, dudas y bastante frustración. También esperanzados por lo que ya habíamos aprendido sobre las capacidades del cannabis y su uso terapéutico.
A nuestra madre le habían diagnosticado y operado tres meses atrás de un glioblastoma multiforme, uno de los tumores cerebrales más agresivos y por desgracia más comunes.
Carola y el equipo médico nos acogieron con un cariño y una serenidad que nunca vamos a olvidar. Pero también nos acogieron con información contrastada, pautas concretas sobre dosis y administración, prospectos, certificados, y toda una metodología que nos hizo sentir que “por fin” habíamos llegado al sitio adecuado.
Gracias a ellos tomamos conciencia de lo imprescindible que resulta la regularización del uso del cannabis terapéutico, así como la asimilación por parte del sistema oficial de salud de los procesos de investigación y desarrollo del uso del cannabis terapéutico. Sólo de esta forma evitaremos que enfermos y familias nos veamos abocados a deambular por la cantidad de falsos remedios, pseudo-terapeutas y colectivos que, aunque bien-intencionados, no tienen la preparación adecuada.
Animamos a todo el que tenga miedos o dudas sobre el uso de las terapias cannabicas, a que contacte con dosemociones. Encontrará como nosotros en su día, información, honestidad y una buena “dosis” de empatía y cariño.
Gracias Carola y resto de equipo de dosemociones por ayudar a tantos enfermos y familiares a afrontar de otra manera la enfermedad.
Victoriana y familia

TESTIMONIO DE SONIA

Me encontraba francamente mal. Acudía a los médicos y no eran capaces de encontrarme nada. Incluso llegaron a pensar que me lo estaba imaginando. Después de "peregrinar" de médico en médico, encontré a unos buenos profesionales que supieran darme una respuesta, padecía Esclerosis Tuberosa.
En ese momento mi vida se transformó. Las dudas, los miedos, la angustia y el malestar se apoderaron de mí. Tras numerosas intervenciones quirúrgicas padeciendo "Síndrome álgido", me sometí a varios estudios clínicos.  Sentía que no podía hacer una vida normal. No podía caminar, tampoco moverme. Los dolores pasaron a formar parte de mi día a día. 
Afortunadamente, encontré la "Asociación dosemociones". Las personas que forman parte de ella, me mostraron cómo se podía convivir con el dolor y la enfermedad. Me informaron de los beneficios del cannabis medicinal. Tras varios meses de prueba, hallé mi dosis adecuada. La marihuana medicinal me ha ayudado a reducir mi medicación, de 14 pastillas diarias a 8.
Como enfermos, deberíamos tener el derecho a ser partícipes en nuestro tratamiento, siempre con el asesoramiento de profesionales. A pesar de que algunos médicos puedan estar en contra del cannabis, a mi me ha beneficiado como complemento a mi tratamiento farmacológico. Por ello, me encantaría que la ley cambiase y que la marihuana se legalizara con fines terapéuticos. Que otras personas también tengan la misma oportunidad que yo he tenido.
Me gustaría agradecer a la "Asociación dosemociones", también a Carola Pérez, por su ayuda, su trato y su amabilidad. Desde el primer momento me han tendido su mano y me han ayudado en todo lo que precisaba para hacer más llevadera la enfermedad.
 

 

TESTIMONIO DE NURIA

Me siento agradecidísima de esta asociación. Me ayudasteis a mí y a mi familia en un momento de desesperanza. Después de que a mi padre le extirparan un adenocarcinoma prostático, los niveles de PSA (marcados tumoral) seguían aumentando, con lo que las células cancerígenas seguían en su cuerpo. 
Tenía que someterse a radioterapia diaria. Las analíticas de PSA se hacen antes de empezar la radioterapia, nada más acabar y un mes o dos después. Mi padre empezó con la radio y los cannabinoides al mismo tiempo. Los médicos dicen que tras la radioterapia, los niveles de PSA empiezan a bajar a partir de un mes después del tratamiento, ya que aunque matemos las células que producen el PSA, este sigue en circulación sanguínea mínimo un mes. 
Lo curioso fue que la analítica inmediatamente posterior a la radioterapia le salió PSA = 0.0, ante tal buena noticia, mi padre, que no informó en ningún momento del tratamiento paralelo, preguntó al médico que qué explicación tenía para esa bajada tan brusca. El médico dijo que no tenía explicación para darle. 
Las anal´iticas han mantenido estos niveles. Nunca lo sabremos a ciencia cierta, pero tanto mi padre, mi familia entera y yo, estamos seguros de que los cannabinoides aceleraron la curación. De verdad que os tenemos en un pedestal. 
Muchísimas gracias, un abrazo muy fuerte
Nuria
 

 

TESTIMONIO DE MERCEDES

Soy Mercedes, tengo 45 años. En el año 2010 me intervinieron quirúrgicamente debido a un marcado pinzamiento en L5-S1 con anterolistesis y espondilolisis bilateral. Realizándome una fijacióntranspedicular (con tornillos). Al año empezaron los primeros problemas como dolores musculares, espasmos, dolor de cóccix, dolor en pierna izquierda, dolor neuropático y trocanterítis. Me valoraron un 65% de discapacidad. Empezamos con morfina, para no aburriros 13 pastillas diarias que me llevaron a una fuerte depresión. Me realizaron diferentes tratamientos como infiltraciones, las cuales no dieron el resultado deseado. Por fin, este mes de junio conocí  dosemociones. Carola fue con la primera persona que tuve contacto.
Después de explicarme en qué consistía un tratamiento cannábico también me entrego un Prospecto como el de cualquier otro medicamento. A continuación, un médico del Centro revisó todos mis informes para ver sí eran tratables los dolores con un tratamiento terapéutico cannábico. Afortunadamente así fué y mi calidad de vida cambió radicalmente así como mi calidad de emociones. Con deciros que he bajado de 13 pastillas diarias a 9. La depresión voló. Ahora tengo ganas de hacer cosas, de aprender, de vivir.
Es necesario la Legalización de la Marihuana, muchas personas la necesitamos para tanto dolor y sufrimiento.
Mercedes

 

TESTIMONIO DE BLANCA

Sufro una alteración de la ATM (articulación temporomandibular) con la que he convivido durante prácticamente toda mi vida, sin embargo hace unos cinco años el dolor se empezó a intensificar y comenzó a afectarme no solo a los nervios faciales, sino también  a las cervicales y espalda. El dolor se empezó a cronificar y desde entonces la búsqueda de tratamientos, terapias,médicos, en una palabra, algo que me quitara el dolor ha sido agotadora.
 En una de esas noches en las que no podía dormir oí a Carola Perez hablar de su asociación y del tratamiento del dolor con cannabis medicinal. En un principio pensé que yo no estaba tan enferma o que mi dolor no era tan importante, sin embargo después de una crisis que me tuvo varios día en la cama decidí ponerme en contacto con la asociación y contar mi caso. Carola me explicó perfectamente en que consistía el tratamiento y me tranquilizo mucho saber que alguien tan experto como ella en el uso del cannabis terapéutico me iba a guiar en todo este proceso.
 Desde el primer día note el efecto antiinflamatorio y ansiolitico del CBD y muy pronto aprendí a utilizar las dosis adecuadas  de THC para combatir el dolor o para poder dormir.
Gracias a este tratamiento puedo decir que mi calidad de vida ha mejorado muchísimo, poco a poco voy recuperando la energía y la fuerza para retomar muchos proyectos  que tenia aparcados por causa del dolor.
 Estoy muy agradecida a la Asociación Dosemociones porque me ha dado una herramienta muy eficaz para poder gestionar mi enfermedad y creo sinceramente que pueden hacer una labor importantísima para ayudar a muchísimas personas que se enfrentan cada día al dolor.