Declaración de Derechos Humanos por el Acceso Médico al Cannabis y a los Cannabinoides

 

Según la Declaración Universal de Derechos Humanos adoptada por las Naciones Unidas en 1948:

“Toda persona tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”( artículo 3).
“Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la atención médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad” (artículo 25, párrafo 1).

Considerando que la presente Declaración se aplica a todas las personas y a todos los pueblos, que muchos médicos tiene prohibido por ley tratar a sus pacientes con medicamentos derivados del cannabis, y que mucha gente no tienen acceso a los medicamentos derivados del cannabis, declaramos que:

1. Todos los médicos tienen derecho a tratar a sus pacientes con cannabinoides y derivados del cannabis según las prácticas de buena conducta médica.
2. Todos los pacientes tienen derecho al acceso al cannabis y a los cannabinoides como tratamiento supervisado por un médico, independientemente de su condición social, nivel de vida o medios económicos.

 

Crowdfounding para la campaña a favor del cannabis medicinal:

"Di sí al cannabis como medicina – Say yes for cannabis as a medicine"

La organización sin ánimo de lucro “Medical Cannabis Declaration” lanza una campaña de recogida de fondos para la creación de una red mundial de información.

¿Qué ocurriría si tuvieras una enfermedad grave que te impidiera mantener una vida normal? Las medicinas convencionales puede que no siempre funcionen. ¿Qué ocurriría si hubiera una medicina natural asequible que pudiera ayudar, pero se carece de una fuente de información fiable acerca de esa medicina, o si las leyes de tu país no te permitieran usarla?

Esta es la situación a la que se enfrentan millones de personas de todo el mundo, que sufren condiciones médicas graves, tales como Esclerosis Múltiple, Epilepsia, Dolor Crónico, Depresión Severa, Trastorno de Estrés Post-traumático o enfermedades inflamatorias del sistema digestivo.

Sólo 10 de los 200 países del mundo cuentan con una legislación que garantiza a sus ciudadanos el acceso al uso medicinal del cannabis y los cannabinoides, los compuestos activos encontrados en las plantas del cannabis, que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes de un modo considerable. Cerca de otros 20 países permiten un acceso limitado a los medicamentos basados en cannabis solo en ciertos casos específicos. Más recientemente, a principios de 2016, el Parlamento Australiano ha legalizado el cannabis medicinal tras una larga campaña. En cualquier caso, todavía quedan 150 países en los que no existe acceso a las medicinas basadas en el cannabis.

Cuando se trata de asuntos de salud, la información es la clave. Bajo el lema “Di sí al cannabis como medicina”, la organización sin ánimo de lucro MCD (www.medical-cannabis-declaration.org) aspira a aumentar la concienciación del los beneficios del cannabis medicinal, poniendo a disposición pública y gratuita décadas de investigación.

MCD compartirá la información en la mayoría de las lenguas del mundo, afianzando el trabajo en red entre pacientes y médicos, para fomentar el acceso legal del cannabis como medicina en todos los países del mundo.

Campaña Multi-lingue: “Di sí al cannabis como medicina”

 Con la ayuda de la gente, la MCD lanzará una campaña mundial de información multi-lingüe sobre el cannabis medicinal dirigida a profesionales médicos, responsables políticos y pacientes. La campaña está respaldada por profesionales médicos de prestigio internacional.

 Con el dinero obtenido mediante la campaña, la MCD creará y divulgará una base de datos con todos los aspectos del cannabis como medicina para pacientes, profesionales médicos, responsables políticos y público en general. Esta base de datos y una newsletter que será enviada con regularidad estarán disponibles gratuitamente en diferentes idiomas. A su vez, el dinero obtenido también apoyará la colaboración más cercana entre las plataformas ya existentes del cannabis como medicina, así como a expandir las redes internacionales de pacientes ya existentes y de información médica, especialmente con la “International Association for Cannabinoid Medicines (IACM; http://www.cannabis-med.org).

El proyecto espera crear una comunidad de personas que puedan ayudar a niveles local, nacional e internacional mediante la disposición de información del cannabis como medicina.

El proyecto también apoyará organizaciones existentes, en cuyos fines esté la lucha para ayudar a que el cannabis como medicina se haga realidad en sus países.

La MCD difundirá la “Declaración del Cannabis Medicinal” y ayudará a otras partes interesadas en contactar entre ellas y permitir el intercambio de información del trabajo realizado por cada uno.

La MCD espera que otras asociaciones y organizaciones, grupos e individuos decidan unirse a esta campaña, que cada vez es más grande, para poder ayudar a los pacientes que se podrían beneficiar del cannabis como medicamento y hacer que el cannabis como medicamento sea legal en todos los países del mundo.

Quién constituye la organización “Medical Cannabis Declaration”

Un grupo de profesionales de la salud y pacientes de cannabis medicinal decidieron unirse para conseguir el reconocimiento del cannabis medicinal como un derecho sanitario a través de “The Medical Cannabis Declaration (MCD)”. Esta organización benéfica es una plataforma online fundada el 16 de febrero de 2013 en Ruethen, Alemania, y tiene como misión promover la prescripción regulada y segura así como la utilización del cannabis medicinal en todo el mundo con base en dos pilares básicos:

1. Todos los pacientes tienen derecho al acceso al cannabis y a los cannabinoides como tratamiento supervisado por un médico.

2. Todos los médicos tienen derecho a tratar a sus pacientes con cannabinoides y derivados del cannabis.

Esta declaración se basa en la Declaración Universal de Derechos Humanos adoptada por las Naciones Unidas en 1948, que establece que “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona” (Artículo 3).

La MCD cree que los pacientes tienen mucho que ganar si pudieran acceder al cannabis como tratamiento médico.

Más información en: www.medical-cannabis-declaration.org

 

Principales enfermedades susceptibles de ser tratadas con cannabis medicinal

Existen cinco grupos principales:

1) Dolor crónico de distintos tipos, desde dolor neuropático hasta migraña.

2) Enfermedades inflamatorias crónicas como la enfermedad de Crohn y el reumatismo.

3) Enfermedades psiquiátricas como la depresión severa y el síndrome de estrés postraumático.

4) Enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple, la epilepsia y el síndrome de Tourette.

5) Naúsea y pérdida de apetito de distintos orígenes; así como otras enfermedades como el asma y el glaucoma.

 

Se han publicado hasta ahora cientos de estudios científicos acerca del uso médico del cannabis y los cannabinoides y, con toda seguridad, se publicarán más en los próximos años. La “International Association for Cannabinoid Medicines” (IACM; http://www.cannabis-med.org) proporciona acceso directo a estos estudios a través de su base de datos y su newsletter – MCD y la campaña “Di Sí al cannabis como medicina” colaborarán estrechamente con la IACM para unir fuerzas.

La IACM acoge y apoya esta campaña.